domingo, 28 de noviembre de 2010

RETORNO A LA VIDA

Con dinero y un par de libros soy capaz de obrar milagros -pensó Freire-, y mientras no falten los amigos originales, que le cuenten a una extrañas historias que poder reutilizar en relatos posteriores, podré ser más o menos feliz.

Esta chica inquieta no pudo esperar a que se curara su gripe, así que salió con ella a cuestas, como si fuese la sombra de Peter Pan. Llevaba 150 € en el bolsillo, dos libros de cabecera y miles de amigos a los que visitar.

"He ahí- se dijo un paseante- una mujer sin miedo a la vida. Una triunfadora."

1 comentario:

  1. y sin dinero seguro que tambien podría obrar milagros!

    ResponderEliminar